Volver

SELLOS - DEFINICIÓN

Frecuentemente la Administración a fin de optimizar su recaudación establece un pequeño universo de contribuyentes que retienen y/o perciben el impuesto correspondiente. Por tanto, la función del Agente de Recaudación es tanto retener, percibir e informar, o sea no es solamente la Recaudación y deposito del impuesto, sino también informar sobre el universo de sujetos pasivos.

Los escribanos, las entidades financieras, las compañías de seguro y la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad Automotor y de Créditos Prendarios quedan designados como agentes de recaudación del impuesto de Sellos, sin perjuicio de la facultad conferida a la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos para designar a otros agentes de recaudación. Cada uno de estos grupos designados como Agentes de Recaudación del Impuesto de Sellos deberá dar cumplimientos a la legislación vigentes para cada régimen, además de utilizar el aplicativo habilitado para cada uno de ellos. 

De acuerdo a la Ley Tarifaría y al Código Fiscal votados por la Legislatura porteña para el 2009, están sujetos al Impuesto de Sellos los actos y contratos de carácter oneroso, siempre que se otorguen en jurisdicción de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, así como también los otorgados fuera de ella y que produzcan efectos en la jurisdicción de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, formalizados en instrumentos públicos o privados, o por correspondencia, así como los que se efectúen con intervención de las bolsas o mercados de acuerdo con lo que se establece a dichos efectos. Posteriormente a la mencionada Legislación  se le fueron incorporando modificaciones que surgen del Código Fiscal, Ley Tarifaria y/o demás normativas con virgencia, con posterioridad al año 2009.